Seminario “Fotocatálisis heterogénea para la remoción de antimonio (Sb) en agua usando dióxido de titanio (TiO2) como catalizador”

El Departamento de Medio Ambiente y Energía les extiende una cordial invitación al seminario que se llevará a cabo este viernes 24 de marzo de 2017 a las 10:00 hrs en la Sala de Seminarios, en el Edificio de Posgrado.

En esta ocasión contaremos con la participación de:
Ing. Idalia Guadalupe Orrantia Hernández
Universidad Autónoma de Chihuahua

M.C. Damaris Acosta Slane
Centro de Investigación en Materiales Avanzados S.C.

con el Seminario:

“Fotocatálisis heterogénea para la remoción de antimonio (Sb) en agua usando dióxido de titanio (TiO2) como catalizador”

quimica-uach

Resumen

Con el crecimiento industrial y tecnológico alrededor del mundo, se ha acrecentado el impacto de la contaminación ambiental, siendo una de las problemáticas principales contemporáneas, aunado a esto, se han detectado casos de afectación a la salud humana.  Con el objetivo de minimizar este impacto se propone un método de tratamiento y remoción de metales y metaloides, más específicamente para el tratamiento de aguas residuales industriales.  El método propuesto para este proyecto fue la fotocatálisis heterogénea, que con la ayuda de un catalizador como el dióxido de titanio (TiO2), es una de las aplicaciones fotoquímicas de estudio actual que puede utilizarse para tratar muestras complejas de varios contaminantes dando buenos resultados frente al manejo de los desechos principalmente en solución.

Para llevar a cabo el proceso de fotocatálisis heterogénea se diseñó y fabricó un sistema fotocatalítico el cual consistió básicamente de un tanque de almacenamiento y un colector solar tubular plano. El objeto de estudio fue el antimonio (Sb), que al tener una extensa variedad de aplicaciones lo convierte en un contaminante emergente. 

Se elaboró una muestra fortificada de 1 mg/L de antimonio en una solución acuosa, la cual se trató en el colector solar tubular plano a flujo continuo, evaluando su desempeño en la oxidación de antimonio para después removerlo con cloruro férrico, modificando las siguientes variables: tiempos de exposición, concentración del catalizador, pH y monitoreando la luz ultravioleta recibida de la radiación solar. Los niveles de antimonio esperados en la remoción fueron de 0.006 mg/L tomando como base los límites máximos permisibles de la Agencia de Protección Ambiental para agua potable. Se hicieron pruebas hasta encontrar los porcentajes más altos de remoción, los resultados obtenidos fueron de 74.2% a pH 7 con 1 gramo de TiO2 y 10 mililitros por hora de H2O2, 99.54% a pH 7 con 4 gramos de TiO2,  86.72% a pH 4 con 3 gramos del TiO2, a 10, 20 y 8 horas de exposición respectivamente, con un rango de luz UV de 4-11 monitoreada de la estación meteorológica de la ciudad. La remoción de antimonio se cuantificó mediante espectrofotometría de absorción atómica.